martes, 24 de marzo de 2009

CASABOMBAS NARCO-REVOLUCIONARIAS ARMARON LOS CAPOS DE LAS FARC-EP CONTRA CAMPESINOS MUJERES Y NIÑOS DE GRANADA, ANTIOQUIA, COLOMBIA

CASABOMBAS NARCO-REVOLUCIONARIAS ARMARON LOS CAPOS DE LAS FARC-EP CONTRA CAMPESINOS MUJERES Y NIÑOS DE GRANADA, ANTIOQUIA, COLOMBIA.-

Municipio de Granada, Antioquia.- Julio 17 de 2004.- Los labriegos Ramón Tulio Mejía Sossa de 65 años, su esposa Esther Julia Sossa Salazar de 48 años y su nieto Jeison Andrés Mejía Sossa de cinco años, habían salido de la vereda La María, de Granada a vender sus productos al casco urbano de Santa Ana.

Cuando pasaban por una casa abandonada, Ramón Tulio quiso tomar una cabuya con la que estaba amarrada la puerta de la vivienda, para asegurar la carga de una de las bestias en las que se movilizaban. Al tirar de la cuerda, el agricultor accionó una bomba que le causó la muerte, al igual que a su nieto Jeison Andrés, en tanto que Esther Julia había quedado boca arriba, inmovilizada por las fracturas abiertas en su pierna izquierda y laceraciones en diferentes partes del cuerpo que le impedían caminar. Cerró los ojos…

Cuando hubo silencio, entre el follaje y la humarada se hacían cada vez más visibles unas figuras siniestras… vestían uniformes de camuflaje y brazalete de las Farc. ― ¡Viva nuestra lucha revolucionaria! ― Gritaban alzando las armas con las que se disponían a rematar a los campesinos ― ¡Acabemos con estos sapos! ― Ordenaba el líder tomando una bocanada de lo que parecía ser un tabaco de marihuana.

― Ya están tostados… quedaron apenas para los chulos como los otros…. ― Esbozó uno de ellos con gran alivio para Esther Julia. El delincuente se refería a una casabomba que en el mismo corregimiento había explotado el pasado 23 de noviembre de 2003, donde Luis Ríos, su esposa, Luz María, y una pequeña de siete años habían muerto cuando iban para misa y como estaba lloviendo buscaron refugio en una casa abandonada en la que pretendían cambiarse de ropa.

24 horas permaneció Esther Julia Sossa Salazar, con más dolor por el cobarde crimen que por las heridas, antes de ser auxiliada por el Ejército Colombiano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada