martes, 24 de marzo de 2009

EL CARTEL DEL NARCOTRÁFICO FARC-EP SE HA CONVERTIDO EN EL TERROR DE LA POBLACIÓN INFANTIL

EL CARTEL DEL NARCOTRÁFICO FARC-EP SE HA CONVERTIDO EN EL TERROR DE LA POBLACIÓN INFANTIL.-

Fortul, Arauca, Colombia. Abril 19 de 2003.-

El niñito Irwin Ropero, de diez años, vivía con sus abuelitos ancianos de 70 años porque era huérfano de padres. Habitaban una humilde vivienda y para ayudar con los gastos hacía mandados en el pueblo.

Aquel triste día de la Semana Santa, unos narcotraficantes de las Farc que habían llegado al pueblo, estaban atando una pequeña caja a la parrilla trasera de una bicicleta mientras fumaban bazuco-marihuana y cotorreaban la misma paja de siempre, sobre el imperialismo, los sueños revolucionarios, el materialismo dialéctico, bla…bla…bla…

… Ahí viene, dijo uno de los narcotraficantes al divisar al pequeño Irwin que regresaba de hacer un mandado, lo llamaron y le dieron quinientos pesos para que llevara la bicicleta hasta La Y, que es el lugar de reunión de los campesinos que llegan a Fortul y queda un retén militar.

Los narcotraficantes, con la boca reseca por la traba, observaron con una macabra sonrisa de satisfacción cómo se alejaba el niño conduciendo la bicicleta… Y cuando lo vieron llegar al punto donde supuestamente debía entregarla… sin ningún remordimiento… ¡Booom…! Activaron a control remoto una carga explosiva que habían atado a la parrilla de la bicicleta.

Sin palabras…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada