martes, 24 de marzo de 2009

DEMENCIAL ATENTADO DEL CARTEL NARCOTERRORISTA FARC-EP CONTRA NIÑOS Y HUMILDES CAMPESINOS EN EL TOLIMA, COLOMBIA

DEMENCIAL ATENTADO DEL CARTEL NARCOTERRORISTA FARC-EP CONTRA NIÑOS Y HUMILDES CAMPESINOS EN EL TOLIMA, COLOMBIA.

Febrero 21 de 1994.

Ese domingo tenía una motivación adicional, jugaba la selección colombiana de fútbol contra la de Bolivia, por eso la mayoría de los campesinos oriundos de Icononzo, habían madrugado desde sus fincas hasta Melgar a realizar las compras de la semana. Para acelerar el regreso a sus casas y no perderse ningún detalle del partido, ocho campesinos tomaron un vehículo de servicio público, el taxi colectivo Ford blanco de placas MA 2946.

De vuelta a sus fincas por la vía Melgar-Icononzo, intercambiaban animadamente impresiones acerca del partido, sin sospechar que más adelante alrededor de cuarenta narco-desalmados de las Farc habían instalado un retén, en jurisdicción de la vereda San José, a veinte kilómetros de Melgar.

Informados de la presencia de los sanguinarios narcoterroristas, una patrulla de la Policía se dirigió al sitio para contrarrestar la acción criminal.

Minutos después que el convoy de la fuerza pública pasara por el lugar, los delincuentes, con una sonrisa infernal impulsada solamente por el odio y la fumadera de marihuana para esconder su cobardía… ¡BBBUUUUMMM…! Detonaron cuarenta kilos de dinamita que habían dejado camuflada en una cantina de leche… porque justo en ese momento cruzaba el taxi colectivo que traía de regreso a los campesinos.

El vehículo se volteó con la explosión y los sediciosos abrieron fuego contra los ocupantes que quedaron atrapados.

Por la explosión, murió un menor de 12 años, mientras que Yadira García Suárez, de 35 años, secretaria de la Electrificadora del Tolima (Electrolima), murió por los disparos.

Los heridos, en su mayoría por arma de fuego, fueron identificados como José de Jesús Liévano, de 41 años; Omar Fabio Castellanos, de 31 años; José María Godoy, de 75; un hombre de 35 años y dos menores de 12 y 16 años. Fueron atendidos en el hospital de Melgar.

Bastante macabros los sueños revolucionarios que han excitado el pensamiento de estos narco-comunistas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada