martes, 24 de marzo de 2009

GENOCIDIO DE 119 CIVILES INDEFENSOS, 45 NIÑOS ENTRE ELLOS, INCINERADOS POR LAS FARC-EP DENTRO DE UNA IGLESIA EN BOJAYÁ

NO PODEMOS OLVIDAR EL GENOCIDIO DE LOS 119 CIVILES INDEFENSOS, 45 NIÑOS ENTRE ELLOS, INCINERADOS DENTRO DE UNA IGLESIA EN BOJAYÁ, CHOCÓ, COLOMBIA POR LOS TERRORISTAS DEL CARTEL NARCO-MARXISTA FARC-EP.-

Bojayá, Chocó, Colombia. Mayo 2 de 2002.-

Desde el 7 de enero de 1999, se había instalado la mesa de negociación para el supuesto proceso de paz en San Vicente del Caguán a cuya ceremonia asistió el presidente Andrés Pastrana Arango pero no acude el capo de las FARC-EP, Manuel Marulanda Vélez alias ‘Tirofijo’, argumentando razones de seguridad, pero después se conoció que no llegó a la cita porque su presencia allí "enviaría el mensaje equivocado de que la paz estaba cerca". Sin embargo, los secuestros y masacres continuaban como también el fortalecimiento militar y la consolidación del verdadero propósito de los terroristas, el negocio del narcotráfico que les permitía llevar una vida de sibarita en el extranjero.
El país se encontraba prácticamente sitiado y como en otros puntos de la geografía, la población de Bojayá había quedado sin fuerza pública desde el 26 de marzo de 2000, luego que 8 civiles, 3 militares y 24 policías murieran tras un ataque de los narcoterroristas “farianos” a esa localidad. Justamente, aquél jueves 2 de mayo de 2002, ante la inminencia de un nuevo ataque, los pobladores buscando cierta protección divina, se habían refugiado dentro de la iglesia.

Y en efecto… llegaron los narcoterroristas respirando odio y maldad…. ¡BOOOOMMMM….!!!! Lanzaron una pipeta de gas llena de explosivos reventando infernalmente la iglesia e incinerando a 119 lugareños, entre ellos 45 niños. Milagrosamente Karen Buenaños Mena, de 11 años, sobrevivió.

Sin palabras…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada