martes, 24 de marzo de 2009

RELIGIOSOS Y CIVILES ASESINADOS POR CRIMINALES DEL CARTEL NARCO FARC-EP EN OCAÑA, NORTE DE SANTANDER, COLOMBIA

RELIGIOSOS Y CIVILES ASESINADOS POR CRIMINALES DEL CARTEL NARCO FARC-EP EN OCAÑA, NORTE DE SANTANDER, COLOMBIA.-

Provincia de Ocaña, Norte de Santander, Colombia. Agosto 15 de 2005.-

Comenzaba el día y una cálida mañana aquél lunes en el municipio de Convención, cuando el albañil Edgar Vergel y el contratista de obra Miguel Carrascal, aprovechando los primeros rayos de sol, ultimaban detalles en la iglesia con los párrocos Vicente Rozo Bayona y Ramón Emilio Mora, acerca de una visita que debían realizar en otro lugar de la Provincia de Ocaña.

Al poco rato, los religiosos en compañía del albañil y el contratista, salían del municipio de Convención y se desplazaban en medio de una agradable y animada charla sobre la vía que conduce a Teorama.

Se acercaban al sitio denominado el Diviso cuando se encontraron de frente con un grupo que bloqueaba el camino y les apuntaban con armamento ordenándoles detenerse. Tan pronto lo hicieron, los encaró un tipo cuya sola apariencia infundía terror, irónico, amenazante, de mirada fría y vidriosa de tanto fumar marihuana. ― ¡Soy el comandante Jimy Guerrero de las Farc! ― Escupió quién posteriormente fuera identificado como Erasmo Traslaviña Benavides. ― Y… ustedes deben ser ajusticiados por hablar mal de nosotros en la iglesia.

El tableteo del armamento sacudió el silencioso paraje espantando las aves que descansaban… mientras que entre risotadas y risotadas los narco-criminales descargaban sus proveedores sobre la humanidad de los religiosos y los dos civiles, quienes trataron en vano de detener con las manos las balas asesinas.

No hay palabras para calificar tanta maldad, tanta sed de sangre de los narcotraficantes y terroristas de las Farc-EP. ¿Vamos a continuar haciéndole el juego a su aliada Piedad Córdoba en el Congreso de la República?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada